El Big Data: rentabilizar los datos es uno de los retos del futuro

El término Big Data está cobrando cada vez más importancia y su utilización a medio y largo plazo será fundamental en el devenir de las empresas y organizaciones. Con Big Data nos referimos a la gran cantidad de datos existentes que, dado su amplio volumen, no pueden ser analizados y estructurados de la manera convencional.

Sin embargo, el procesamiento de los mismos aporta información muy valiosa sobre el comportamiento de personas, productos, organizaciones… siendo uno de los activos más importantes para las propias empresas. La clave del Big Data es cómo analizar los datos que tenemos hoy en día para obtener ideas que nos sirvan para mejorar nuestro negocio, producto o servicio. Es decir, el enorme potencial del Big Data es conseguir rentabilizar los datos. O dicho de otro modo, analizar la información para facilitar nuestra toma de decisiones.

Hoy en nuestro blog no hablamos de financiación pública ni de los beneficios de las deducciones fiscales. Hoy hablamos de “La era del Big Data”.

 

LA IMPORTANCIA DEL BIG DATA

El Big Data hoy en día es un término cuyos límites son difusos. Cuando hablamos de Big Data nos referimos a esa cantidad de datos masivos generados digitalmente. Estos datos y la combinación de los mismos pueden reportar beneficios a empresas y organizaciones de multitud de sectores.

Las tecnologías y herramientas modernas generan multitud de datos. Sobre ello, es muy interesante el artículo “Big Data: 20 Mind-Boggling Facts Everyone Must Read”, publicado en la revista Forbes en septiembre de 2015. En él se afirma que en los dos últimos años se había generado una mayor cantidad de datos que en toda la historia de la humanidad. Además, matiza que hoy en en día tan solo son analizados el 0,5% de los datos generados. ¡Increíble!

Los blogs, las páginas de información, los buscadores (Google), las rutas GPS, las redes sociales… Todo genera información sobre el comportamiento de los usuarios, por lo que es fácil saber predecir y conocer los intereses con un análisis de estos datos.

 

BENEFICIOS DEL BIG DATA 

Estos son algunos beneficios del Big Data:

1.- Toma de decisiones más rapida y eficiente

Como hemos señalado anteriormente, un mayor volumen de información bien analizado, tendrá como consecuencia una mejor toma de decisiones. A mayor información, somos conocedores de más variables de nuestro negocio. Y por tanto, tenemos más conocimiento para elegir una u otra opción.

 

2. Ahorro de costes y tiempo

El procesamiento de los datos genera un problema, y es el espacio físico que ocupa ese almacenamiento masivo de datos. Por ello, es recomendable para ello utilizar programas digitales, es decir, trabajar en la nube, para almacenar toda la información necesaria.

Ya solo el ahorro ‘físico’ del almacenamiento en la nube ya supone un ahorro respecto al almacenamiento tradicional. Y además, un tratamiento adecuado de los datos puede permitir ahorrar numerosos recursos. Posteriormente, veremos ejemplos de éxito en este ámbito de actuación.

 

3. Mayor conocimiento de las necesidades de los clientes

El Big Data permite establecer patrones de comportamiento de los clientes. Si sabemos lo que necesitan nuestros clientes, es mucho más fácil conseguir su fidelización. Una de las muchas opciones que posibilita es Big Data es la segmentación de los clientes para poder personalizar nuestros productos y servicios.

 

CASOS DE ÉXITO DEL BIG DATA

Las posibilidades del Big Data son inmensas y tiene aplicaciones en multitud de ámbitos de actuación. A continuación se enumeran algunos casos de éxito en diversos sectores:

1. El Big Data con aplicaciones médicas y científicas

El Big Data aplicado a las ciencias de la salud es uno de los principales ámbitos de actuación. La combinación de los datos obtenidos en pacientes puede aportarnos más información sobre cómo combatir una enfermedad.

Por ejemplo, la semana pasada la revista Con Salud.es hacía referencia a Iasis, un  proyecto de investigación europeo. Este estudio novedoso analiza y procesa datos de pacientes. El objetivo es desarrollar un diagnóstico personalizado en enfermedades como el alzhéimer o el cáncer de pulmón.

Además, gracias al Big Data se pueden ahorrar tiempo y coste a la hora de analizar los datos. Por ejemplo, es el caso de la farmacéuitca Bristol-Myers Squibb, que se ahorró un 98% del tiempo que empleaba para realizar ensayos médicos. Además, gracias al tratamiento de los datos, pudo reducir considerablemente el número de individuos utilizados para sus investigaciones.

 

2.- Conocer el comportamiento y necesidades de los clientes

El tratamiento de los datos generados por los clientes y cómo rentabilizarlos es una de las claves para las empresas. Un ejemplo de una buena utilización de ello es la cadena de supermercados estadounidense Kroger. Gracias a su tarjeta de fidelidad y a las compras de los clientes, la empresa comenzó a utilizar ese historial de compras para saber qué productos interesan a cada cliente o a cada franja de consumidores. En este post de TicBeat se recogen este y otros casos de éxito del Big Data.

 

3.- Beneficios sociales, medioambientales y demográficos

Otro caso de la aplicación del Big Data y sus beneficios sociales es el proyecto ‘Smart Steps’, de Telefónica. Se trata de una herramienta estadística de geomarketing que analiza las tendencias y comportamientos de grupos de personas. Smart Steps, grosso modo, analiza el footfall, es decir por dónde se mueve la gente en su día a día.

Las posibilidades de Smart Steps son inmensas. Un análisis estructurado de los patrones de movimiento de las personas puede tener beneficios en multitud de sectores. Si sabemos que mucha gente pasa por una misma zona, ese lugar adquiere un valor más que notable. Por ejemplo para el transporte, la publicidad exterior, la planificación urbanística…

Otro sector de aplicación útil sería el turístico. Por ejemplo, se podría saber si los visitantes de una zona son esporádicos o habituales, o su lugar de procedencia. Ademas, conocer dónde pernoctan, dónde pasan su tiempo de ocio… Es decir, herramientas como Smart Steps, cuyo valor es el procesamiento de datos, tienen un potencial increíble para conocer el comportamiento y necesidades de grupos de personas.

 

EL POTENCIAL Y LA FIABILIDAD DEL BIG DATA: GOOGLE FLU TRENDS

El caso de Google Flu Trends es un caso muy curioso y digno de mención. En este ejemplo se observa el enorme potencial del Big Data, y a su vez, el amplio recorrido que queda para sacarle mayor provecho. Puedes tener más información de esta aplicación aquí.

En 2009, la prestigiosa revista  científica Nature publicó un relevante estudio: mostraba una predicción exacta de la incidencia de la gripe en base a la búsquedas de Google. Gracias a las búsquedas de la gente de términos como “gripe” o “síntomas de la gripe”, Google podía determinar casi fielmente si existía un brote de gripe en una región concreta. Y lo hacía mucho más rápido que los organismos sanitarios, ya que disponía de más información y en tiempo real. Sin embargo, desde 2013 las predicciones de Google Flu Trends fueron cada vez menos acertadas. Y por ello, Google decidió retirarla.

A pesar de este fracaso de Google, lo que demostró es la increíble capacidad y potencial del Big Data. Las empresas del futuro deberán optimizar los datos obtenidos de sus clientes, para poder extraer todos los beneficios posibles que permite el uso del Big Data.