España participa en el 33% de los estudios de fármacos en Europa

 

España se ha convertido en un país de referencia a la hora de realizar ensayos clínicos. En este sentido, un tercio de los estudios sobre I+D de nuevos medicamentos en Europa tienen participación española. Estos datos han sido presentados por Farmaindustria en la XI Conferencia Anual de Plataformas de Investigación Biomédica.

La investigación clínica está siendo fomentada en nuestro país, principalmente por el alto nivel científico de los investigadores sanitarios españoles y la implantación del Real Decreto de Ensayos Clínicos. Asimismo, otros factores a tener en cuenta son la calidad de los centros del Sistema Nacional de Salud, la implicación de pacientes y asociaciones, y el compromiso de la industria farmacéutica en la elaboración de nuevos medicamentos.

 

El REAL DECRETO DE ENSAYOS CLÍNICOS, CLAVE PARA EL AUGE DE LA INVESTIGACIÓN CLÍNICA

 

A comienzos de 2016 entró en vigor el Real Decreto 1090/2015, por el que se regulan los Ensayos Clínicos con medicamentos, los Comités de Ética de la investigación con fármacos y el Registro Español de Estudios Clínicos.

Este Real Decreto, junto a los factores anteriormente mencionados, ha conseguido impulsar la investigación farmacéutica en España. De este modo, nuestro país se encuentra actualmente en una posición competitiva en el marco europeo en materia de investigación biomédica.

España fue el primer país europeo en adaptarse a la normativa europea en referencia a la investigación clínica. El nuevo Reglamento comunitario deberá entrar en vigor a partir de 2019.

 

REDUCCIÓN DE LA PUESTA EN MARCHA DE LOS ENSAYOS CLÍNICOS

 

Asimismo, la puesta en marcha de nuevas investigaciones médicas se ha visto reducida en los últimos años, pasando de 154 a 124 días. Según los datos disponibles en el XXIII Informe BEST (Proyecto BEST), realizado por la Plataforma Tecnológica Española de Medicamentos Innovadores.

 

EL SECTOR FARMACÉUTICO, UNO DE LOS QUE MÁS APUESTA POR LA I+D

 

La industrial farmacéutica es uno de los sectores punteros en la I+D (investigación y desarrollo) española. Las compañías farmacéuticas destinaron en 2016 un total de 1.085 millones de euros. De este total, más de 50% se ha destinado a ensayos clínicos.

Las empresas farmacéuticas alcanzaron su hito histórico en inversión en I+D, aumentando en 8 puntos porcentuales el gasto en investigación y desarrollo en relación a los datos de 2015.